[ Discoveryland ] Del mundo de los visionarios al universo de Star Wars, del steampunk hasta el infinito y más allá.

 "Tout ce qui est impossible reste à accomplir" - Jules Verne

Cuando uno llega a la plaza central de Disneyland Paris tiene muchas opciones. Puede ir hacia un fuerte, atravesar un bazar, quizás entrar en el castillo... pero si uno mira a la derecha se encuentra con un lugar coronado por una gigantesca montaña, una estructura de planetas que giran y un nombre: Discoveryland. Esta tierra, única en los parques Disney, nace como el Tomorrowland europeo. Un cambio para adaptarse a la historia y la cultura europea. Así que vamos a ver como ha sido la evolución de esta área: Del mundo de los visionarios al universo de Star Wars, del steampunk hasta el infinito y más allá.

¿Y si hubiéramos tenido un Castillo así? Demasiado moderno para Disney

Tras esta área se encontraba el Imagineer Tim Delaney -Director creativo, productor y campo artístico del área- que decidió otorgar a esta zona ese aire más continental. Como sucede en todo el resto del parque, se buscó una simetría, un skyline, que miraras a donde miraras todo estuviera encajando perfectamente. Si algo tiene la versión del Magic Kingdom parisina es que es una preciosidad de organización y un parque mucho más ordenado que, por ejemplo, su hermano mayor de Orlando. Incluso Tim tuvo la idea de hacer un Castillo para el parque con ese estilo steampunk.




Concepts Arts de Discoveryland

Por supuesto, antes de la versión definitiva que veríamos de Discoveryland, habría muchos conceptos, arte y demás que se quedarían por el camino. Algunos podían asemejarse al resultado final, pero otros daban un giro importante a lo que podemos ver. 

Concept Art de Discoveryland en modo Star Wars

Quizás el más chocante tiene que ver con que una de las ideas que dieron vueltas por los Imagineering era un área basada en Star Wars. Así en vez de Space Mountain tendríamos una Estrella de la Muerte en su lugar, habría un halcón milenario... aunque esto último ha acabado siendo una realidad en Star Wars: Galaxy's Edge.

Concept Art del Discovery Bay

Parte del área tuvo inspiración en lo que iba a ser el, Discovery Bay en el parque californiano donde ya se podía observar algunos de los edificios que veríamos en el área del descubrimiento. Exactamente el dirigible Hyperion y el Nautilus ya andaban pululando en los concepts art de esta área que nunca se llegó a construir. El diseño fue de Tony Baxter, el productor ejecutivo de Euro Disneyland (Disneyland Paris), y se aprovechó para Discoveryland.

Imagen promocional de Discoveryland del año 1992

Para darle un mayor trasfondo a Discoveryland se buscó hacer un homenaje a visionarios como HG Wells, Leonardo Da Vinci y Julio Verne que aparecerían, no físicamente que ya están muertos, de alguna manera en las atracciones de las que disponía este área. La figura de Julio Verne fue la encargada de presentarnos el área durante el Grand Opening of Euro Disney que se emitió el 11 de abril de 1992.

Homenaje a Julio Verne entre flores

Tras dejar atrás esa misteriosa estructura con el nombre del área, nos encontramos con una serie de suelos que parecen los restos de un volcán junto a un lago. A la derecha un pequeño homenaje a Julio Verne con la frase "Tout ce qui est impossible reste à accomplir" del visionario francés. A la izquierda se encontraba una de las atracciones con las que abrió el parque.

Le Visionarium, un viaje a través del tiempo y el espacio

Le Visionarium: Un Voyage à Travers le Temps fue una atracción que nació para el parque de París pero que después se extendió a Magic Kingdom y Tokyo Disneyland. Acompañando al Timekeeper -no el Gatekeeper del Atmosfear- que tenía la voz de Robin Williams, y de la máquina Nine-Eye, viajaremos por el tiempo con HG Wells y Leonardo Da Vinci a diferentes épocas del mundo. Utilizando la tecnología Circle Vision 360º éramos envueltos por todos lados. Así que daba igual donde mirabas que te encontrabas con algo para ver. Podéis saber más sobre como se rodó la película.

Ojalá un día una Reinastella para viajar

Al salir nos encontrábamos con la tienda de Constellations, que a día de hoy continúa aunque con diferentes productos. Más centrado en los personajes de Disney. La atracción fue originalmente patrocinado por Renault. En la entrada se podía ver la Reinastella, un prototipo de coche futurista que una fecha estimada de estreno en el año 2328. ¿Será entonces cuando veremos los coches voladores? Quién sabe. Al finalizar el acuerdo con la compañía de coches, el Reinastella desapareció. La atracción acabaría cerrando doce años después de su apertura dando paso al comienzo del fin del área tal y como la conocíamos. Pero de esto hablaremos más adelante... aunque este espacio se llegó a plantear que tuviera una versión del Alien Encounter, una idea maravillosa que nunca llegaría.

De noche Autopia es aún más bonita

Autopia se encuentra a la derecha, es una adaptación europea del clásico Tomorroland Speedway. Además de adaptación es una atracción mucho más bonita, elegante y que encajaba con ese estilo retrofuturista que se quería mostrar en todo el área. Ha sufrido renovaciones a lo largo del tiempo, como que se hayan incluido coches eléctricos, y es una de las favoritas para las familias que quieren que los chavales conduzcan. Porque todos hemos querido conducir alguna vez.

Dar vueltas por el universo sin moverse, eso es el Orbitron

En el centro del área se encuentra Orbitron: Machines Volantes, un conjunto de planetas en los que giramos alrededor de ellos en unas pequeñas naves. Una atracción que, además, sirve para una decoración estética de Discoveryland, casi como un punto de encuentro. A su izquierda nos encontramos con Videopolis, un enorme recinto que se creó para poder ver espectáculos en un lugar cerrado. Se encuentra capitaneado por el dirigible Hyperion, de la película de los setenta  The Island at the Top of the World. A. En su interior también tiene restaurante para poder comer. Un dos por uno.

El Hyperion en su máximo esplendor

El escenario del Videopolis debutó con el espectáculo Rock Shock, coreografiado por David Hallyday, donde un grupo de adolescentes seguían los pasos de Julio Verne viajando a la luna al ritmo de música rock. Estuvo un par de años y regresó en 1995 para el Festival de l'Espace. Una estética de nuevo retro futurista aunque con música de la época. Posteriormente se han visto espectáculos de La Bella y la Bestia, de clásicos Disney... A modo de curiosidad, esos dos agujeros enormes que tiene el edificio en su entrada están por un motivo. Iban a conectarse con la Discovery Mountain, en el proyecto original estaban conectados ya que la montaña iba a albergar todo un mundo en su interior más allá de la montaña rusa en la que terminó.

Discoveryland Station, llegando al mundo del descubrimiento

Si seguimos más adelante, nos encontramos con la parte trasera de la zona en la que nos encontrábamos con dos atracciones más y la parada de la estación de tren que da la vuelta al parque. Discoveryland Station es la últimas de las paradas antes de regresar de nuevo a la de Main Street. Se puede coger el tren allí o bajarse. 

Star Tours, la versión original.

Justo bajo ella se encontraba Star Tours, una atracción en colaboración con George Lucas donde los visitantes viajaban a Endor en un trayecto lleno de percances por culpa de un extraño piloto llamado Rex. No estaba preparado para tantas emociones el pobre. Sin duda alguna una atracción clásica donde las haya y que nos hice pasar grandes momentos. Con el paso del tiempo llegaría el momento de su versión 2.0. Pero hasta entonces pudimos ver un X-Wing en la entrada que se encargaba de señalar que estábamos entrando en esta peculiar agencia de viajes. Junto a ella estaba la tienda Star Traders, con recuerdos para todos del universo Star Wars.

Poster de Captain EO

A la derecha de la parte de Star Wars, llegábamos al último rincón del parque. El CinéMagique. Sí, antes de que este nombre se usará para una atracción del parque vecino, los Walt Disney Studios, había una con este nombre en el parque madre. Era un cine en el cual se podía ver la película en 3D de Captain EO. Protagonizada por Michael Jackson, que compuso dos canciones para la película, Anjelica Houston, dirigida por Francis Ford Coppola y producida por George Lucas. Estuvo en el parque siete años, aunque regresó posteriormente en 2010 como un tributo a la muerte de Michael. Estuvo cinco años de nuevo en pantalla. Todo lo que rodea al rodaje de la película, nos lo cuentan aquí. Alguien ha fantaseado con que Lady Gaga tuviera su propia versión de la película 

Mira que majo es Rox, ¡Ays! ¡Me lo como!

Un año después de la apertura, en 1993, se ponía en marcha L'Astroport Services Interstellaires. Al salir de la atracción nos recibía un robot, de nombre Rox-N, que en varios idiomas nos invitaba a darnos una vuelta por las instalaciones. Allí había diversos juegos como el Photomorph -donde podíamos jugar a deformar caras, virtualmente- y Star Course -una especie de batalla de marcianitos en competición con otros visitantes-. Estuvo activo hasta 2005 que se reconvirtió en una sala de videojuegos hasta la llegada del nuevo Star Tours que haría que se convirtiera en una tienda: 

El mapa de la diversión, extracto de Discoveryland

En este "map fun" -un artículo de souvenir que se vendía al comienzo del parque- se podía observar que había alguno emplazamientos en los que se indicaba "Future Attraction". Así allí se encontraban un misterioso templo en Adventureland (Indiana Jones et le temple du péril), a la Bella y la Bestia y La Sirenita en Fantasyland (Dos atracciones que nunca vieron la luz), y en Discoveryland estaba una montaña gigantesca que conectaba con el Videopolis. Lo que no contaba es que justo al lado de esa montaña estaría el Nautilus... quizás porque estaba previsto que estuviera dentro de ella.

Concept art final de Space Mountain y el Nautilus

El concept art de aquí arriba fue el diseño definitivo de Discovery Mountain -que pasaría después a llamarse Space Mountain: De la Terre a la Lune-. Un año antes de su apertura, mientras la estructura ya era visible para el público, abría el 4 de julio de 1994 Les Mystères du Nautilus. Entrando por un faro nos vamos a conocer que es lo que hay en el fondo marino desde el Nautilus que aparece en 20.000 Leguas de Viaje Submarino

El Nautilus, ese misterioso submarino

Esta atracción es considerada menor pero tiene una ambientación preciosa y utiliza un truco muy habitual en los parques de Disney: ¿Dónde está realmente el submarino?. No, no está debajo del lago. En realidad cuando bajamos encontramos un pasillo largo que nos lleva hasta la recreación del submarino que está en una edificio a las afueras del parque.

Space Mountain en la noche <3

La historia de Space Mountain ya la conté por aquí, así que si queréis saber como fue la transformación del proyecto, no dudéis en darle un repaso. Space Mountain: De la Terre à la Lune -originalmente Discovery Mountain hasta pocas semanas antes de la apertura- fue la atracción que permitió al parque salir del hoyo en el que estaba desde la apertura en 1992. El 31 de mayo de 1995 se hizo una gran inauguración y se abrió el que es uno de los emblemas del resort desde entonces. 

No sólo es que se hiciera emblema, es que seguía perfectamente la estética con la que había nacido la zona. Ese preciosismo, el dorado, el homenaje a la obra de Julio Verne De la Tierra a la Luna. La estética, la música. Creo que ha sido una de las atracciones más bonitas que creó Disney. Sólo esos detalles que hay en la montaña, en el cañón... Por no olvidar como era el recorrido de las colas en las que se podía ver parte del espacio mientras los trenes circulaban a toda velocidad.

The Legend of the Lion King, que cambiados están Simba y Nala, ¿Verdad?

En el Videopolis uno de los espectáculos que más éxito tuvo fue el de The Legend of the Lion King, un musical en directo basado en la película de Disney. Estuvo sobre las tablas del escenario durante cinco años... Aquí ya podemos ver un punto de inflexión en este área con la inclusión de personajes Disney, por aquel entonces Star Wars no formaba parte de la familia del ratón.

Honey, I Shrunk the Audience, Cariño ¿Por qué esta atracción se volvía aburrida?

Michael Jackson abandonaba el Cinemagique para ser sustituido por la atracción Honey, I Shrunk the Audience que se presentaba como la gran novedad de 1999. Inspirado en las películas de Cariño he encogido a los niños nos reconvertía en pequeños seres a los que les pasaba de todo. Una buena idea que creo que no lograba funcionar del todo. Aún así estuvo diez años en activo, momento en el que regresaría a este lugar el Captain EO.

Space Mountain: Mission 2...  A tomar vientos la luna, ¡Vamos más lejos!

Si el adiós a Captain EO dio penilla, lo del cierre de Space Mountain: De la Terre à la Lune lo fue aún más. A comienzos de 2005 daban el último viaje para re-imaginarla en una nueva versión donde viajaríamos más lejos: en la búsqueda de la Supernova. En principio se iba a llamar Space Mountain: Supernova, pero al ver que el efecto que había de la misma era, por decirlo de alguna manera, cutre lo cambiaron por Space Mountain: Mission 2. La atracción perdía en fuerza, energía y magia, aunque hubo una renovación de los efectos especiales, de la banda sonora... pero que fue un bajonazo.

Buzz Lightyear Laser Blast o cuando Discoveryland abandonó el steampunk

Poco a poco Discoveryland fue mutando. Tras el cierre de Le Visionarium se empezó a construir la versión parisina de la atracción de Buzz Lightyear. Incluso se sometió a votación por la web del parque para decidir cual sería su nombre. Al final sería Buzz Lightyear Laser Blast. Abrió en 2006 y ha sido una de esas atracciones "repetidas" que están en la mayor parte de parques Disney. Una forma estupenda para picarse con amigos tratando de ser el que va consiguiendo más puntos durante el recorrido. El colorido de la fachada, el tipo de atracción y el conjunto ya nos daba más pistas que Discoveryland se estaba transformando en una especie de mix con Tomorrowland.

Star Tours: The Adventures Continue... Hay vida más allá de Endor

En 2017, coincidiendo con el 25º aniversario de Disneyland Paris, se produjo la actualización de Star Tours, que cerró un año antes con una ceremonia y todo. Star Tours: The Adventures Continue ya estaba en el resto de parques Disney y ahora llegaba al de París. Nueva película, nuevos personajes y en 3D. Una aventura que conserva la esencia de la original pero mejorada. Al salir de la atracción se instaló la nueva tienda de Star Traders, en el espacio donde estaba la anterior tienda ahora es el Starport. Allí se puede conocer a Darth Vader en vivo y en directo, igual de chungo que en las pelis.

No sé si se están divirtiendo o se han metido un viaje de otras cositas

En el mismo año decíamos adiós a la Mission 2 de Space Mountain. Al menos de forma temporal para recibir Hyperspace Mountain. Esta versión de la atracción ya se había utilizado para las temporadas de la fuerza en otros parques Disney. Incluso los catálogos del parque la incluían indicando que era una atracción temporal y que podría no encontrarse cuando uno fuera. Tres años después podemos confirmar que se ha quedado y no hay quien la quite de ahí. También hubo un cambio de trenes por unos mucho más adecuados para la versión original De la Tierra a la Luna... Pero bueno, el área ya había perdido el sentido completamente.

Os traemos una versión básica del Philarmagic, amigas

El edificio del CinéMagique tras el fin de Captain EO pasó por ser lugar para ver cortometrajes de Disney, fue el lugar en el que se vio Star Wars: Path of Jedi -que era un resumen de todas las películas de Star Wars- y en 2018 se abrió al público Mickey's Philarmagic. Es una atracción muy chula que proviene del Magic Kingdom y que también se ha extendido a todos los parques. Por desgracia la versión de París no tiene las grandes pantallas de otros parques, ni las salas de preshow trabajadas, ni el divertido efecto que hay al final de la película en modo de AudioAnimatronic. 

¡Qué monos son!

En fin. terminamos este recorrido por Discoveryland con una de las últimas incorporaciones en la decoración: la aparición de Eva y Wall E en un lateral de Hyperspace Mountain. Y es que lo que comenzó como un homenaje a los descubridores, los visionarios y la cultura europea, aunque ya con sus excepciones pero bien integradas, se ha acabado convirtiendo en una extraña mezcla de estilos que la hacen más semejante a las versiones de Tomorrowland.


¿Algún día volveremos a ese espíritu del Discoveryland original? Lo dudo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones pegadizas de los Parques Disney

7 guiños [burlas] de Los Simpsons al mundo de los parques Disney