[ 5 películas de Disney que deberían tener su propia atracción ]

Había una vez en los parques Disney donde se construían atracciones que eran independientes a las películas o personajes de la factoría. Sí, eso nos dio joyas en antaño como Haunted Mansion, Pirates of the Caribbean, Space Mountain, Alien Encounter, Rock'n Roller Coaster, Expedition Everest... pero de un tiempo a esta parte las atracciones basadas en IPs han inundado los parques y sus atracciones. No sólo en nuevas construcciones sino en reformas que han reconvertido clásicos en atracciones basadas en marcas de la casa.



Algunos os preguntaréis que es el concepto IP, porque yo mismo lo hacía hasta hace unos años. IP hace referencia a la propiedad intelectual y las atracciones basadas en IPs son todas las que se basan esos personajes y películas de la que los parques tienen los derechos. Esto lo que hace es que el público tenga ya una referencia, y una motivación, sobre esta atracción. Como ejemplos los concepts art de arriba: La renovación de Splash Mountain que pasará a ser una atracción sobre Tiana y el sapoLa zona de Cars Land en California Adventure [Exactamente esa imagen es la temporada de Halloween]. Hyperspace Mountain, la última versión de la Space Mountain de Disneyland Paris inspirada en la saga Star Wars. Vino como atracción temporal y, como todos sospechamos, se ha quedado con nosotros. Mickey & Minnie Runnaway Railroad, en Disney's Hollywood Studio [y próximamente en Disneyland California]. Las dos últimas son atracciones que abrirán en los próximos meses en EPCOT: Guardians of the Galaxy: Cosmic Rewind y Remy's Ratatouille Adventure.

Claro que tener atracciones basadas en personajes hace que los Imagineers, en el caso de Disney, tengan que adaptarse al universo de dicho mundo. Adiós a las historias originales, la creación de personajes, y un concepto nuevo. Es curioso porque en Universal Studios es la base de casi todas sus atracciones, pero en Disney había una mezcla entre las originales y las basadas en películas. Ya casi no existen las originales, pero es que hay películas que merecerían tener su atracción ¡Y tampoco la tienen! Por lo que vengo a dejaros algunas que creo que deberían tenerlo, más allá de su éxito comercial o no, porque su ambientación, personajes y estilo podrían dar mucho juego.

Ilustración de Chris Schweizer


1. El Jorobado de Notre-Dame (Kirk Wise y Gary Trousdale, 1996): En 1996 Disney estrenaba un proyecto ambicioso, trasladar a la gran pantalla la obra de Víctor Hugo para un público infantil. Dejó todo ese arte que destila de por si la ciudad de París, añadió a una gárgolas parlantes, un malo sumamente horrible y una de las mejores bandas sonoras que ha hecho en su historia. 

Los personajes de la película se han paseado por los parques temáticos, especialmente en Disneyland Paris. El 5º Aniversario del parque giró en la temática de la película cubriendo el castillo con una tematización especial, un desfile y una decoración en la plaza central. Nunca llegó a tener atracción.

Para una supuesta atracción, sigue existiendo un espacio entre Fantasyland y Discoveryland -que en un principio fue destinado para la atracción de La Sirenita y ahora los rumores dicen que podría albergar la versión europea de Mickey & Minnie's Runaway Railway, que podría usarse para adentrarse en una recreación de Notre-Dame o de sus catacumbas donde se viva una aventura en modo de dark ride. 

Ilustración de Capitan Alarsan



2. Hércules (Ron Clements y John Musker, 1997): Un año después de la película de Quasimodo llegaba Hércules con toda su tropa. Pasamos de una película oscura a una mucho más luminosa y fantasiosa. De nuevo la banda sonora vuelve a ser otro de los grandes éxitos. El personaje malvado, Hades, deja de ser tan oscuro como lo había sido el antagonista de Quasimodo. Hay mucho más color, todo es más pop.

En los parques Disney se han visto a algunos de los personajes paseando en desfiles, pero no ha habido ninguna atracción dedicada a estos personajes.

Quizás en el caso de Hércules podría encajar más un teatro musical, al estilo del Voyage of the Little Mermaid de los Disney's Hollywood Studios. Incluso podría ser un buen sustituto: Una mezcla de actores, efectos especiales y Audio Animatronics.



3. El Emperador y sus Locuras (Mark Dindal, 2000): Una de las películas más infravaloradas de la etapa más moderna de la factoría Disney. El doblaje al español, donde Ángel Garó se encargó de doblar al emperador Cuzco, es una de las grandes bazas ya que fue la primera película de Disney en la que se utilizaba un lenguaje de calle.

La película no tuvo mucho éxito aunque creo que con el paso del tiempo ha tenido el reconocimiento que merecía. Tampoco ha tenido mucho uso en los parques Disney, existen los personajes de la película pero se han visto en pocas ocasiones, por ejemplo en el Fan Daze que se hizo en 2018 en Disneyland Paris o en eventos de Annual Pass

A modo de atracción, encaja mucho con alguna ida de pinza en modo de dark ride. Parecidas a las que hay de Pinocho o Blancanieves, aunque quizás podría ser más similar a la de Roger Rabbit que hay en Disneyland California (Roger Rabbit's Car Toon Spin) con ese punto de locura.


Ilustración de enzo94


4. El Planeta del Tesoro (Ron Clements y John Musker, 2002): Otra de esas películas que pasaron sin pena ni gloria por el cine, de la misma época en la que salió Atlantis -que estuvo a punto de tener una atracción en Disneyland- y con una temática de aventura espacial. Además en la versión en castellano.

De nuevo, sus personajes han salido por los parques muy pocas veces y en ocasiones especiales. Algo que como ya hemos visto sucede con una gran cantidad de películas.

Una atracción que podría tener sería una versión actualizada de Space Mountain, con una nueva temática, en la que nos encontremos en el espacio con todos los personajes que hemos visto en la película. Con lo que les gusta últimamente una re-imaginación, no sería mala idea. 

Ilustración de Dandigeroz 



5. Inside Out (Pete Docter y Ronnie del Carmen, 2015): Una de las mejores películas de Pixar. Así sin más. Una forma clara y entendible para todos sobre los sentimientos: La felicidad, la tristeza, la ira, el asco y el miedo en una aventura por el mundo del cerebro y el funcionamiento del mismo.

Los personajes de esta película si que se han visto más por el parque, hasta llegar a tener su propia carroza en la Pixar Parade de California Adventure. Hubo una primera versión, cuando el desfile se realizaba en California Adventure, con todos los sentimientos que actuaban en forma de Pre-Parade y, al cambiar de parque, se transformó en otra con Alegría, Tristeza y Bing Bong.

La posibilidad de que tuviera atracción sería una buena idea para la remodelación que están dando a EPCOT. Si quieren mantener un poco del espíritu del aprendizaje y enseñanza, una dark ride donde se nos expliquen los sentimientos de una forma divertida y amena. Al igual que en la película.

Pixar Parade en Disneyland California


¿Qué más películas os gustaría que tuvieran atracciones?

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones pegadizas de los Parques Disney

7 guiños [burlas] de Los Simpsons al mundo de los parques Disney