[ ¿Por qué debería volver Space Mountain: De la Terre à la Lune a Disneyland Paris? ]

 


Pulsen este link antes de empezar a leer para darle banda sonora épica al momento. Épico, creo que la palabra épico puede resumir muy bien las sensaciones que transmitía Space Mountain: De la Terre a la Lune, la versión original de Space Mountain que se construyó en Paris. Esta atracción fue un punto de inflexión a la hora de la evolución de todo el resort, cuando un año antes de su apertura se llegó a rumorear el cierre de las instalaciones. A tres años de cumplirse el 30 aniversario de Space Mountain, con rumores que dicen que podría suponer el regreso de la atracción original, voy a escribir porque debería hacerlo.


- El conceptoDe la Terre à la Lune se convirtió en uno de los iconos de Disneyland Paris con todo merecimiento. La visión desde que estabas en Central Plaza y entrabas a Discoveryland con esa montaña gigantesca, visible y todo el skyline que formaba con Orbitron delante y el edificio de lo que era el Visionarium, porque sabemos que a nivel organizativo, y visual, Disneyland Paris da mil patadas al Magic Kingdom. El llegar allí, la entrada, la majestuosidad del cañón, las zonas de espera pasando por medio del espacio, la habitación de las estrellas, la estación, los trenes, la música. La idea de la atracción era una expedición espacial que iba camino de la luna, inspirándose en el libro De la Tierra a la Luna de Julio Verne. Una fantasía en toda regla.


- Ser la hermana diferente: De la Terre à la Lune supuso toda una sorpresa para los fans de los parques Disney. Fue la primera Space Mountain que se salía del "canon" que había hasta el momento en el cual la estructura era una montaña blanca con una montaña rusa casi en oscuridad completa en su interior. Aquí cambió el concepto, incluso el nombre original no iba a ser el mismo sino que se iba a llamar Discovery Mountain. Una montaña colorida, el uso de elementos steampunks en diferentes lugares de la zona de espera y de la atracción y, por supuesto, el impresionante cañón para catapultarnos al espacio. Todo eso ya hacía que fuera algo especial. De la Terre à la Lune tenía esa magia, ese concepto que además encajaba con todo el de Discoveryland incluido el Nautilus que se instaló el año anterior junto a ella. Aunque sobre Discoveryland ya escribí hace unos meses

- Porque ¿Cuál fue el motivo de la compra de los últimos trenes?: Vamos a ver. Los trenes eran absolutamente necesarios cambiarlos ya que los anteriores se habían vuelto unos rompecabezas desde muchos años atrás. Llegan unos nuevos trenes a SM y lo hacen con todos los elementos relacionados a la obra de Julio Verne, toda la estructura de la montaña con el sol y algunos otros elementos. No sé, como decía Noemí Argüelles: "Yo ahí lo dejo"

- La banda sonora original: De la Terre à la Lune no sólo tenía la magia y lo épico en el concepto general de la atracción. También tenía una de las mejores ambientaciones sonoras de una atracción Disney. Sí, no sólo la canción que sonaba on ride -primera montaña rusa que contaba con un sistema de música on ride, si no contamos con Casey Jr., le Petit Train du Cirque que abrió el año anterior en Fantasyland- era toda la recreación ambiental que se hizo para el área inspirada en esa misma canción. Los pelos como escarpias. El responsable de la misma fue Steve Bramson que creo varias piezas, por un lado la música on ride de la atracción. Menos de 3 minutos maravillosos que estuvieron inspirados en las bandas sonoras de John Willams, como Star Wars, Jurassic Park o Indiana Jones, y en la música de 20.000 leguas de viaje submarino, de Paul J. Smith. Así compuso la música on ride de la atracción y Space Mountain Impressions, ésta última sonaba en el área junto con algunas otras canciones de bandas sonoras que están en por aquí.

- Por los fanáticos de Disney. Que sí, que a veces no hay que hacernos mucho caso porque pedimos cosas sin sentido u otras veces podemos ser muy críticos, pero sospecho que estamos todos de acuerdo en que el regreso de esta atracción sería un momento emocionante. Tanto aquellos que pudimos llegar a disfrutarla, yo lo hice creo que en el último mes justo antes de su cierre, que hemos visto las versiones posteriores...  y muchos seguidores no pudieron llegar a disfrutarla, porque eran más jóvenes, que saben lo que nos ha emocionado a muchos otros, para ellos sería toda una novedad.

- Actualización de efectos especiales: Sólo hay que ver atracciones como Guardians of the Galaxy: Cosmic Rewind que nos dejan claro que la tecnología desde 1995 ha avanzado muchísimo. Es una buena idea coger la idea original, recuperar una serie de elementos y actualizarlos, sin perder ese punto vintage, retro, steampunk, y aprovechar todos los nuevos recursos que se tienen para dar una versión actualizada de la atracción en la que volver a recuperar aquello que la hacía tan especial.

- Porque una atracción no puede empeorar con las versiones posteriores: Este es uno de los principales problemas. Si uno renueva una atracción debe de hacerlo para que la nueva versión sea más espectacular que la anterior y deje aún más marca. Cuando cerró De La Terre a la Lune sólo hicieron falta unos pocos meses para reabrir bajo el nombre de Space Mountain: Mission 2... pero del proyecto original a lo que se hizo, digamos, que no fue exactamente lo mismo. Simplemente hay que ver un concept art de cuando además tenía otro nombre Space Mountain: Supernova

Esta segunda versión tenía de subtítulo original Supernova. La idea era hacer una versión actualizada pero, por este concept art, parecía que querían seguir manteniendo esa sensación épica. Al parecer el nombre de Supernova desapareció cuando vieron que el efecto que habían creado de la misma no era tan espectacular como en sus cabezas. No sólo eso hay varios elementos que también se quedaron por el camino o no consiguieron trasladarlos tal y como querían, incluso en la estación de carga había toda una estructura nueva que estaría en medio de la misma que no se hizo. Se perdió toda la visión interior del espacio, escudándose a que esta vez se iba mucho más lejos que a la luna. El cañón lanzaba el tren desde la parte inferior, había efectos que ya no funcionaban,... y la música. Pues no estaba nada mal con Michael Giachino detrás, que también se encargaría de hacerla para las renovaciones de otras Space Mountains del mundo. 

Cuando pensábamos que, bueno, esto era lo peor que le podría pasar a la atracción... llegó Hyperspace Mountain. Una atracción que se planteó como temporal, como es en el resto de parques Disney, para celebrar el 25 aniversario. Desde 2017 no se ha movido de ahí ni ha vuelto a la Mission 2, aunque incluso se hicieron testeo de vídeos de seguridad con los nuevos trenes y esa versión de la atracción. De nuevo: ¿Estaba divertida? Sí, ya era un poco más de lo mismo y otra cosa de Star Wars más random, pues también por mucho que sonara la música de John Williams.


Habría muchos más motivo para que Space Mountain: De la Terre à la Lune regresará al parque madre de Disneyland Paris, pero con estos son suficientes. Un regreso a los orígenes para volver a la magia, a lo épico y a un brillante storyline.

He escrito varios artículos de la atracción que podéis encontrar partir de éste

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Disneyland Paris 30 Aniversario ] El 6 de marzo de 2022 comienzan las celebraciones ¿Qué podría venir? ¿Qué me gustaría?

[ The World’s Most Magical Celebration ] ¿Qué encontraremos el 1 de octubre en el comienzo del 50º Aniversario de Walt Disney World?

[ Around the World ] Del himno del orgullo de Disneyland Paris a los avances y necesidades de la compañía Disney para seguir abriendo puertas