sábado, 30 de diciembre de 2017

Una noche con Buffalo Bill, Mickey & friends y bisontes. Too much #DisneylandCelebration



Nos habíamos quedado saliendo del parque, de noche, con el fresquito que hace en París. Eso si que es frío y no lo que tenemos por aquí que es como si viviéramos en una primavera constante. Al salir  de Disneyland dirigimos nuestros pasos, como el resto de los presentes en el parque, al Disney Village. El Village es como un centro comercial pero descubierto donde hay un montón de restaurantes, tiendas, cines, algunos conciertos... y allí viviríamos una noche bastante surrealista asistiendo, for the first time in forever..., a la cena espectáculo de Buffalo Bill's Wild West Show.


Antes de ir para allá decidimos, como la mayor parte del parque viendo la gente que había, darnos una vuelta por una de las tiendas más grandes del lugar: World of Disney (¿Sabías que... existen varias tiendas más bajo este nombre en los resorts de California, Orlando e incluso en la Quinta Avenida?). Aquello parecían las rebajas de El Corte Inglés en sus buenos tiempos. Perfecto momento para dar vueltas como una peonza en la búsqueda de alguno de los regalos. El caos. La gente. Sonidos de tazas rotas a cada rato y a saber cuanto deben recaudar por día en este lugar. Hechas algunas compras, y aún con un rato más de tiempo antes de entrar, decidimos irnos a otra de esas tiendas tan maravillosas donde deseas llevártelas todas.

"¿Me pone este castillo para llevar?"

The Disney Gallery es un lugar donde desearías llevarte buena parte de lo que hay en la tienda. Puedes encontrar reproducciones al detalle de algunos de los personajes Disney, llevarte a casa un fragmento original de la película Star Tours o encontrar algunos libros relacionados con el mundo de Walt Disney. Así allí pude encontrar el ansiado libro del 25 aniversario de Disneyland Paris que parece ser la única tienda donde está a día de hoy después de haber visto unas cuantas por el parque. Una joya de coleccionista y mi autoregalo de cumpleaños.

Pasen y vean, señores, pasen y vean. Entren, Coming, Coming

La pregunta era ¿Por qué en todas las veces anteriores no había ido al Buffalo Bill's Wild West Show? Pues para empezar porque reconozco que no me llama en exceso eso de los animales pero estando en aquel lugar donde veinticinco años lleva representándose... Algo tiene que tener para continuar haciéndolo y me parecía muy guay invitar a mis amigos a modo de regalo de cumple. Aún más guay fue cuando lo hicimos con un 50% de descuento pero eso es otro cantar.



Más americanos no podemos estar. Un viaje en el TARDIS hasta Estados Unidos
  
El espectáculo comenzaba a las 21:30h y una hora antes se podía pasar para ser acomodado en el lugar, ya que los lugares no son numerados. Una media hora antes nos plantamos allí y nada más entrar había un olor a zoo que pensamos "Madre mía, como esto huela así todo el rato...", esperamos la cola, nos dieron nuestros gorros vaqueros con cinta azul y mientras esperábamos a subir a nuestras posiciones estuvimos viendo a Goofy y a un grupo country que estaban todo animados en el gran hall de espera. 

Algo que nos impresionó fue la capacidad de organización. No sé cuanta gente trabaja en este lugar pero aquello da muchos puestos de empleo. Desde los que se encuentran canjeando las entradas, los que te colocan en el lugar, los camareros, animadores y todos los que aparecen en el espectáculo. No es el lugar más cómodo del mundo y mucho menos llenos de bolsas que tienes que encajar en tu sitio como puedes... pero de ahí a lo que he leído en algún lugar como "Te dan de comer como si estuvieras en la cárcel" Pues no. Lo que pasa que van a toda leche pasando por cada fila y echando la comida en los platos. Eliges lo que quieres beber, refresco, cerveza o agua, y cuando van pasando te rellenan el vaso. Aunque la cerveza, sospecho, era sin alcohol.

Corre caballito, corre por el desierto... Arre.

Todo funcionaba como un reloj y a las 21:30h. empezaba el espectáculo y aquello fue como Too much. Una mezcla de elementos extraños, por otra parte divertidos y la aparición de Mickey Mouse y toda la tropa que, siento decirlo, pero no tiene mucho sentido en un espectáculo como éste pero fueron introducidos en el año 2009 supongo que para revitalizar el espectáculo y atraer más a las familias con chavales.

¿Y en qué consiste el espectáculo? Se supone que es un recorrido junto con  Buffalo Bill por el lejano oeste en el que veremos a caras conocidas Jefe Toro Sentado, Annie Oakley y los Rough Riders. Un poco de cultura general y otro tanto de echarse unas risas. Existen cuatro zonas (Amarillo, Azul, Rojo y Verde) que tienen todo su sentido no sólo por la organización, también para una segunda parte del espectáculo.

¿Vacas en una discoteca? ¿Qué tiene ese humo que hace que no se muevan?

La primera parte es un poco más historia aunque con la aparición de los personajes Disney se convierte en más un espectáculo rollo Disneyland e incluso se cantan una versión del Cotton Eye Joe de RedNex (Grupo infravalorado donde los haya) pero estábamos tan impresionados con todo que creo que nuestra mirada era de ojo como platos.

Esto es un espectáculo muy americano y a estos les encanta montar el show, valga la redundancia. Así que tienen un animador por cada una de las zonas de colores para que en la segunda parte la gente se venga arriba. Esa parte es la de empezar a hacer pruebas de puntería o diversos juegos que... parece que están un poco amañados pero es parte de la magia. Y como magia, y por la época del año que es, ¿A qué no adivináis que es lo que pasó? ¡Apareció Papá Noel! Ya, el culmen de surrealismo.


Elsa, ¿eres tú?, No, es Annie, directamente jugando a disparar a punteros y no lasers

Así levantabas el sombrero, aplaudías o hacías que pedías más comida golpeando con la cuchara la mesa en plan sincronizado. De aquí a las olimpiadas hay un paso. También pedían voluntarios para algunas de las pruebas e incluso otros tuvieron su pequeño papel de actor en un saqueo en medio del desierto.

Hora y media dura el espectáculo. Tras todo un día en el parque es cansado aunque bastante curioso. Está bien cogerlo con una oferta de descuento  y si habéis ido varias veces a Disneyland Paris es una cosa diferente para hacer pero una sola vez. No es lugar de repetir.

Venga, vámonos que está gente se querrá ir a dormir
Saliendo de allí un poco WTF que es lo que hemos visto nos fuimos para el hotel a ver si esta noche dormíamos un poco más, un cambio de cama y un mayor aislamiento de ronquidos para dormir con lo angelitos o lo que se pudiera, claro está.

Al día siguiente nuestro rumbo nos llevaba hasta los Walt Disney Studios pero eso ya es otra historia para el próximo capítulo.


Vaqueros cansados después de tanta agitación

Próximo Episodio: ¡Action! (Insertar música del Overprotected de Britney) en los Walt Disney Studios

No hay comentarios:

Publicar un comentario