jueves, 9 de noviembre de 2017

For the first time in forever... La magia de la primera vez


La primera vez. Hay tantas primeras veces. El primer beso, el primer amor, la primera vez (como eufemismo absoluto), la primera vez que te dejan solo en casa, el primer viaje con tus amigos... y la primera vez que visitas un parque Disney. A mí es algo que ya no me puede pasar pero en la próxima visita a Disneyland Paris se va a convertir en una primera vez masiva para algunas personas con las que voy a estar y estoy deseando ver sus caras nada más entrar al parque. Pueden ser un verdadero poema y es que un fan de Disney que hasta ahora no ha ido a ningún Disneyland flipa nada más pasar por los tornos. Adiós a la realidad, hola al mundo de fantasía.


Mi primera vez fue con 13 años. El viaje de fin de curso que hicimos en 8º de EGB que nos llevaban hasta París y uno de los días hacíamos visita a Euro Disneyland. Tal y como estaba la situación del parque en aquella época, era 1994 y el resort se encontraba en un momento crítico que podría provocar hasta el propio cierre del parque, nos dijeron que el plan en principio era ir a Euro Disney pero sino se haría algún plan alternativo.


Febrero. París. Imaginad el frío. Un grupo de adolescentes entre revoltosos y tímidos a los que nos dejaban a nuestras anchas por el parque. Claro, nuestra clara de flipados era poca. Tú que habías visto durante un par de años reportajes en el Club Disney de este parque y que eres un fan de Disney acérrimo pues la verdad es que, pasado el día, lo recuerdas como una especie de sueño borroso. Algo parecido a nuestro viaje a Orlando del año pasado, como si no fuera real una vez que haya pasado tras verlo tantas veces en la tele.

En esta ocasión aunque no sea mi primera vez si que voy a disfrutar mucho de las caras de los que si lo hacen por primera vez porque ahí es cuando van a volver a sentirse pequeños delante de un mundo de magia y lleno de fantasía. Ains, esas caras...


No hay comentarios:

Publicar un comentario